lunes, 23 de julio de 2012

LEDO . 8 una tradición since 1818


Hoy os invitamos a conocer lo que fue la Fábrica de Almíbares y Conservas LEDO, fundada en 1818. En la actualidad, rehabilitada en una parte a bodega de elaboración, crianza y embotellado de vinos, y en otra al proyecto de enoturismo todavía sin culminar.

En el siglo XIX, elaboraban toda clase de frutas en almíbar, dulce de membrillo, mermeladas, turrones, chocolates, perdices, codornices, conejos y truchas escabechadas, pimientos, fritada de tomate, higos pikled. Todos ellos productos de excelente calidad, premiados con la medalla de oro en la Exposición Universal de París de 1900.

Hoy en día continúan con la tradición familiar en cuanto a la forma de trabajar y hacer las cosas en la bodega, mimando la viña, y trabajando con maestros toneleros para obtener vinos con complejidad y carácter, manteniendo la fruta, todo ello bien integrado en el vino, buscando siempre el punto de equilibrio. Esta bodega pertenece a la Denominación de Origen Bierzo (España).

También organizan visitas guiadas a las viñas explicando su quehacer diario, según la época del año. Después en la bodega, se explica el proceso de elaboración del vino pasando por todas sus etapas y, para terminar, se explica cómo se hacían todos aquellos almíbares mientras se ven las viejas máquinas restauradas, y se termina degustando los vinos. ¡Un plan estupendo!

El vino Ledo .8 está elaborado exclusivamente con la variedad local de uva Mencía. Es un tinto crianza macerado de 5 a 7 días y fermentado de 6 a 10 días. El tiempo de crianza es de 8 a 12 meses y el tiempo de guarda en botella, de 12. Pertenece a la cosecha del 2007 y su producción fue de 10.800 botellas.

- Graduación alcohólica: 13,50 % vol.

- Temperatura de servicio óptima: 16-17 grados.

- Análisis cromático: Rojo cereza con perfiles cardenalicios en el borde de la copa.

- Fase aromática: Marcada intensidad con presencia frutal característica de la variedad.

- Fase gustativa: De nuevo gran presencia frutal, ciruela roja especialmente. Sutil presencia de la madera, bien integrada. Paso intenso y agradable. Agradable postgusto.

En definitiva, se trata de un caldo fino, elegante y equilibrado en aromas, presencia y sabor. Conocí este vino gracias a un compañero de trabajo que me lo recomendó. He de reconocer que fue un consejo excelente ya que este vino fue la estrella de la comida familiar del pasado fin de semana. Gustó a todos y maridó extraordinariamente con la paellita del domingo.

¡¡Os lo recomiendo!! 
CBV Amparo Baviera

viernes, 8 de junio de 2012

Valbuena 5º


Desde que me inicié el consumo de vino, siempre me he decantado más por los vinos blancos, pues me encnta su sabor fresco y vivo. Sin embargo, a raíz de un viaje que organizó la escuela en la que estudio (ETSIAMN) a Montpelier con el objetivo de visitar bodegas y aprender sobre la cultura del vino, caté diferentes vinos tintos, y descubrí que pese a percibirlos como vinos “más serios” me permiten disfrutar de sensaciones y matices que no se encuentran en los vinos blancos. Cuando le comenté a mi padre mi descubrimiento, me aconsejó que si quería seguir probando vinos tintos, probara el Valbuena 5º. Así pues que la próxima ocasión que tuve de tomar vino, lo compré para cenar con mi novia, que al igual que yo, prefiere los vinos blancos. A los dos nos pareció un vino de sabor muy intenso y con mucho cuerpo y personalidad, y desde entonces lo recomiendo cuando en una conversación sale al tema hablar sobre vinos.


A continuación, la descripción de la página web de la bodega Vega-Sicilia.

El tinto Valbuena tiene una crianza corto.Se trata de un vino que procede de viñas y, en su composición, se encuentra mayoritariamente tempranillo y más merlot que cabernet sauvignon. Tiene de su hermano mayor el color cereza granate con ribete anaranjado, la expresión etérea de su graduación alcohólica y el acento de su excelente evolución oxidativa, fruto de un roble bien curtido, rasgo característico de los tintos de la firma. De su propia personalidad destaca el recuerdo de sus variedades, con un matiz de fruto rojo maduro. En boca, tiene una estructura más magra que el Vega Sicilia Único pero con la complejidad de la asociación vinoso-afrutado.

Maridaje
Valbuena 5, el vino más joven de Vega Sicilia, combina bien con sopas y preparados de verdura como la porrusalda, pisto con huevo o judías verdes con foie, aves como la pularda o el capón, carnes a la parrilla, cibet de liebre, guisos y estofados de carnes, arroz con verdura, o con bogavante, cordero asado o en caldereta. Joaquim Calvo Lerma

viernes, 4 de mayo de 2012

Sangue di giuda


De las colinas dell´Oltrepo Pavese nace este fascinante vino, elaborado con uvas Barbera y Croatina a través de las Bodegas Conte Vistarino, situadas en el distrito Rocca di “Giorgi”.

El vino sangue di giuda toma su nombre del color rubí que lo caracteriza ya que dice la leyenda que Judas se arrepintió por traicionar a Jesús, en la otra vida, resucitó y apareció en la ciudad de Broni. Allí fue reconocido por la gente, que  queriéndolo matar por segunda vez, realizó un milagro. El milagro fue librar de parásitos los viñedos locales de donde procede actualmente el vino sangue di giuda.

COLOR: Cromáticamente es potencialmente atractivo por su tono rojo picota intenso, limpio y brillante, lo que produce esa cierta similitud a la sangre convirtiendo un momento de total espiritualidad al tomarlo.

AROMAS: En cuanto a la fase olfativa destaca la frutalidad, concretamente frutas ácidas como  la manzana verde y los frutos rojos sobre un toque de dulzor.

EN BOCA: Gustativamente se aprecia un agradable sabor  fresco y dulce acompañado de una ligera acidez. El borboteo de sus burbujas en la boca proporciona sensaciones jóvenes, producidas por el carbónico de forma endógena obtenido por una segunda fermentación, haciendo de este vino un distintivo de calidad.

Sangue di Giuda es ese tipo de vinos que se puede escoger antes de decidir qué comer, ya que si el vino es bueno la comida sabrá mejor…

Personalmente lo suelo tomar en Don Salvatore,  restaurante italiano que me fascina por la calidad de sus platos, por su cuidado al detalle y por un excelente servicio. Pasta con salsas, carnes al horno y a la parrilla y quesos son platos ideales para acompañar a este vino que junto a un ambiente como el descrito hace de una comida un momento único.

La elección de este vino para la realización del blog es de carácter sentimental, ya que lo descubrí con una persona muy especial para mí,  quien marcó muchos años de mi vida. Sangue di Giuda no sólo supone ser mi vino escogido por su sabor sino también el recuerdo de un conjunto de sensaciones que llenó mi vida de felicidad en aquel momento.  
 Lorena Reyes Cuevas

viernes, 27 de abril de 2012

MARINA ALTA, BODEGA BOCOPA


 Marina Alta es una creación de Bodegas Bocopa, que ha sabido mimar con detalle todo el proceso de elaboración de este inigualable vino blanco (100% Moscatel  de Alejandría), desde el cuidado de los viñedos con su peculiar clima al lado del mar,  hasta su fermentación en depósitos de acero inoxidable de poca capacidad tras una maceración prefermentativa especial que ayuda a conferir al mosto ese sabor, color y aromas característicos.

FASE CROMÁTICA
Muy pálido, cristalino y brillante.
FASE OLFATIVA
Potente, fina y elegante, de gran expresión varietal de Moscatel, con notas almizcladas, cítricos tropicales y recuerdos de hierbas frescas aromáticas.
FASE GUSTATIVA
Amplio, muy suave y seco. Equilibrado, sabroso, rico en matices afrutados, con un gran retronasal auvado varietal que lo convierte en un vino reconocible y único.
MARIDAJE
Es un vino fácil de beber, con lo que puede disfrutarse a cualquier hora del día, tanto en aperitivos como acompañando a arroces, mariscos, pescados y pastas. Ya que se trata de un vino del Mediterráneo, podríamos  acompañarlo con una buena  paella o un arroz del senyoret.
Este vino era un gran desconocido para mí. La verdad es que el vino blanco nunca ha sido santo de mi devoción, pero gracias a apuntarme a la Cátedra de la Viña y el Vino de la UPV (curso que recomiendo a todo gran amante de estos licores), he aprendido mínimamente a poder detectar esas notas características. Un día tuve la oportunidad de ir a comer paella en El Palmar, para la cual sirvieron Marina Alta, al apreciar su aroma y sabor quedé fascinada por la potencia de sus matices afrutados  que hicieron de este vino mi favorito y me animaron a seguir intentándolo con los vinos blancos.
Resumiendo, la calidad del vino es excelente siempre y cuando no olvide servirlo a una temperatura adecuada para que pueda expresar su temperamento, es un lujo al alcance de cualquiera, ya sea para una cena a la luz de las velas frente al mar,  como para celebrar reuniones familiares donde quiera destacar sirviendo un vino peculiar, fresco, floral y en algunos casos incluso “adictivo”, así lo corroboran los numerosos premios que se le han otorgado en los últimos 15 años. 
 Beatriz Carreño Sánchez

martes, 24 de abril de 2012

La Vicalanda un RIOJA de alta expresión


No hace mucho que este vino entró en mi vida para quedarse y amenizar mis reuniones de familiares y amigos. La verdad es que su conocimiento fue un tanto curioso, del que pude comprobar por mi propia experiencia el alcance que tienen hoy en día las redes sociales y las nuevas tecnologías. 

Está comprobado que muchos productos de los que nos atrevemos a probar están recomendados por el boca a boca de los consumidores, pues bien, este vino me fue recomendado por la red social Twitter. Más concretamente por el actor español Quim Gutiérrez, al que sigo y admiro por sus trabajos; increíble como con una simple foto acompañada por una frase escrita diciendo que era un vino magnifico, me picó la curiosidad por vivir yo también esa magnífica experiencia y conocer más sobre este vino.

La Vicalanda nace en 1994 y fue uno de los primeros vinos de “Alta Expresión” en La Rioja. Actualmente, La Vicalanda se ha convertido en un referente de calidad en la Denominación de Origen. Es un vino que expresa el carácter de la tierra empleando tanto técnicas tradicionales como innovadoras, con un cuidado diario y personalizado de todo el proceso de elaboración. Un vino de color más intenso, más afrutado y con taninos más expresivos que los riojas tradicionales.

Desde un primer momento llama nuestra atención por su renovada imagen, debido a que en el frontal de la etiqueta nos proporciona información relevante sobre el vino al consumidor como los meses de crianza, el tipo de uva, la fecha de embotellado, etc.

Fase cromática: granate intenso con tonos púrpura y reborde teja.

Fase aromática: aromas limpios, intensos y persistentes. Las notas varietales de frutas rojas, zarzamora y regaliz se entrelazan con los aromas típicos de la crianza y que nos recuerdan a especias dulces como el clavo o la canela.

Fase gustativa: es un vino con cuerpo, amplio y potente con un post-gusto largo y sabroso.

Consejos: la falta de tratamientos de estabilización puede hacer que aparezcan sedimentos en botella por lo que se recomienda decantar este vino y además ayudara a que se desarrolle todo su potencial aromático. La temperatura de servicio es de 16-18ºC.

Maridaje: se recomienda su consumo para su mayor degustación con comidas fuertes como carnes estofadas, quesos curados, jamón, caza y carne a la parrilla.
ESTER LAORDEN MARTINEZ

viernes, 20 de abril de 2012

MAR DE FRADES Albariño


Denominación de origen Rías Baixas


Mar de Frades se encuentra a pie del viñedo Finca Valiñas, en la ladera de un monte en el centro del valle del Salnés y enfrentado a la ría de Arosa a dónde llegan las brisas del Atlántico atemperado por la ría.
Es un vino blanco afrutado con recuerdos marinos que nos seduce con su elegante frescura siendo la variedad totalmente albariño
Se elabora y fermenta a baja temperatura, previa maceración pelicular de los mostos sin contacto con el oxígeno. Se realiza el prensado de forma rápida en atmósfera inerte teniendo un máximo cuidado en el resto del proceso: trasiegos, embotellados etc., manteniendo al máximo su riqueza aromática y la intensidad de los matices.

Fase cromática: amarillo limón con connotaciones verdosas.

Fase aromática: tonos cítricos maduros y tonos de flor de magnolia con manzanilla y hierva luisa con aires de compota de pera conferencia con un fondo salino y de eucalipto característico.

 Fase gustativa: en boca manifiesta tonos varietales, refuerza las sensaciones de nariz y deja un paso limpio y muy fresco. Vuelven las flores aromáticas como la lavanda, con un punto salino y de eucalipto, sello de la casa. Retrogusto largo, sutil y lleno de registros, todos en el ambiente de los cítricos.

 temperatura ideal entre 8 y 10ºC (cuando aparece en la etiqueta el galeón azul).

 Maridaje: acompaña maravillosamente sencillos platos de pescado blanco o azul, bogavante y cualquier tipo de marisco cocido o a la plancha. Además, también puede acompañar platos de carne, embutidos ahumados y quesos curados.

            Conocí este vino en la terraza de un restaurante un caluroso final de septiembre de hace dos años, mientras tomaba un aperitivo con mis padres y algunos de sus amigos. Como no, un padre siempre quiere lo mejor para sus hijos y desde entonces se convirtió en mi vino blanco preferido por su aroma fresco y su agradable sensación en boca.
            Me llamó la atención que el vino está en el punto justo para su degustación cuando lo indica la propia botella ya que tiene un barquito (galeón) que inicialmente no se ve, pero cuanto está a la temperatura adecuada (8-10ºC) se colorea y es entonces cuando el vino es ideal para su consumo.
            Además de esta peculiaridad, la elegancia de su botella con el color azul recuerda a un ambiente marino que te transporta a las Rías Baixas.
IRENE ANDREO MARTINEZ


jueves, 29 de marzo de 2012

VIÑA ENTERIZO ROSADO 2010



Este vino ha sido elaborado y embotellado en Bodegas Coviñas, S.C.V con Denominación de origen Utiel-Requena. Se clasifica como un rosado superior cuyo grado alcohólico es del 12% de volumen. Ha sido elaborado a partir de uvas de la variedad Bobal de la añada 2010, tras una rigurosa selección de la uva y una vendimia manual. Se ha obtenido a partir de la fermentación del mosto flor a baja temperatura con levadura seleccionada y en depósitos de acero inoxidable.

La filosofía de esta bodega es el cultivo tradicional de sus viñedos, que condicionan sus rendimientos recolectando racimos maduros y equilibrados, para que posteriormente estas características se transmitan a los vinos elaborados.

Este tipo de vino es ideal para personas que no son asiduas a tomar vino normalmente ya que al ser un rosado tiene un sabor muy fresco lo que hace que sea fácil de tomar.

Este vino en concreto lo conocí por una profesora de una asignatura de vinos que nos lo sugirió para empezar a familiarizarnos con el sabor, como intermedio entre el vino tinto y el lambrusco, que es el “vino” que suelen tomar los jóvenes. Nos lo recomendó por su sabor suave y su potencial aroma a fruta roja fresca. Me gustó por su frescura y porque no se nota el alcohol. Yo lo suelo tomar con comidas ligeras y comidas en las que se combinan varios platos.

Además es un vino a disposición de cualquier bolsillo y se puede encontrar en gran variedad de supermercados. El valor calidad vs precio hace que sea un vino para tomar en numerosas ocasiones, destinado sobre todo a las personas que no les gusta el sabor áspero que deja el vino tinto.

Análisis cromático
Color rosado, con destellos violáceos limpios y brillantes.

Fase aromática
En nariz aparecen ligeras notas carbónicas con percepción de aromas primarios, destacando aromas intensos de frutas rojas frescas como fresa y frambuesa, combinado con un fondo floral y seductor en nariz.

Fase gustativa
La perfecta combinación de sus notas de frescura y juventud hace que resulte en boca un vino
equilibrado y lleno de matices. Es carnoso y untusoso en su tacto de boca resultando un final
agradable y de larga persistencia. Se caracteriza por tener una entrada ligeramente ácida, con
mucha frescura, peso en boca y recorrido corto dando una intensidad de sabor media.

Propuesta de maridaje:

Es ideal para tomar en comidas ligeras, arroces y pescados, pastas, carnes y aperitivos. Por su frescura es ideal para tomar en comida mediterránea y comidas de verano, incluso se puede tomar antes de comer, con tapeo con amigos y comidas agridulces.

Es recomendable consumirlo a una temperatura de 8-10ºC y consumirlo antes de transcurrir los
21 meses desde la vendimia.
Raquel Morant G

lunes, 26 de marzo de 2012

Calvente Finca La Guindalera 2010


Yo soy natural de Granada por lo que tengo un especial cariño por esta tierra, en la que, los empeños de agricultores granadinos, que se implican directamente en el control de las labores del terruño y la bodega, han dado lugar a buenos vinos no son muy conocidos, por esto, me decanté en presentarles un vino. Tengo debilidad por los vinos blancos y este merece mención.

La ubicación geográfica y la procedencia de sus pobladores, hacen que los remotos antecedentes vitivinícolas en la provincia de Granada están acreditados por restos arqueológicos hallados en tumbas de la Edad del Bronce (semillas de Vitis vinifera y vasijas con depósitos de mosto). En el árabe Al-Andalus, a pesar de la prohibición islámica, nunca se dejó de elaborar y beber vino. Además, los nombres de algunos pueblos granadinos, incluso de etimología influida por la dominación islámica, podemos encontrar diferentes topónimos relacionados con el tema vitícola como los de Albuñol y las Albuñuelas que proceden del latín vineola, diminutivo de vinea (viña) y el de Pampaneira, que obviamente evoca el pámpano o sarmiento verde de la vid.

A diferencia de otras zonas vitivinícolas andaluzas con solera, aquí no hay bodegas centenarias en la elaboración de vinos de calidad. Los vinos de calidad de esta región tienen como denominador común que sus viñas están situadas en elevada altitud y expuestas a la influencia del Mediterráneo que permiten atemperar los rigores climáticos de esta provincia. Las circunstancias climáticas habilitan amplias zonas de la provincia como aptas para producir uvas de calidad, con un buen equilibrio en su maduración.

La zona mas reciente (aprobado en 2003) con el marchamo Vino de la Tierra es, Granada Suroeste. Esta zona comprende un total de 53 municipios, entre ellos Albolote, Almuñécar, Granada, Jete, Lecrín, Motril o Salobreña. En esta zona, destacan 15 castas de uva aptas para elaborar los vinos, incidiendo en tempranillo, cabernet sauvignon, syrah, merlot y pinot noir en tintas, y vijiriego, moscatel de Alejandría, chardonnay y sauvignon blanc en blancas. Los viñedos, muchos de ellos asentados sobre suelos pizarrosos, están situados a buena altitud, además de influenciados por la brisa marina del Mediterráneo que suaviza algo las temperaturas, aunque imperan los contrastes térmicos entre el día y la noche, pudiéndose alcanzar diferencias de más 20º C. Entre las bodegas que se han acogido destacan Señorío de Nevada y Horacio Calvente.


En la zona, la vinificación de la uva moscatel de Alejandría viene de muchos años, aunque nunca se habían conseguido resultados como los que se han logrado en la bodega Calvente aplicando métodos vitivinícolas de calidad. Que hacen de su vino blanco una renovación. De hecho, alguno de sus vinos se puede degustar en maridajes en el restaurante “ElBulli” de Ferran Adrià.

Horacio Calvente es agricultor que han continuado la tradición familiar, la prosperidad derivada del éxito en el mercado de los cultivos subtropicales le ha permitido afrontar las inversiones que exige una vitivinicultura de calidad.

“Calvente Finca La Guindalera 2010” es un vino blanco sin crianza, de la Bodega Horacio Calvente, con Denominación de origen Vinos de la Tierra Granada Sur-Oeste. Es elaborado a partir de uvas Moscatel de Alejandría.

Este tipo de vid está considerada una "vid antigua" (más de 40 años), y los expertos en vino creen que es una de las más antiguas que quedan sin modificar genéticamente y que aún persisten. La uva se originó en el norte de África. Mientras hoy es cultivada principalmente como uva de mesa y para la producción de pasas, es aún una uva importante en la industria del vino. Es cepa típicamente mediterránea, que precisa sol y la influencia del mar. La vid prospera en un clima cálido y es particularmente sensible al frío durante su estación de florecimiento. Tiene racimos de grandes tamaños y poco compactos. Sus bayas son gruesas, carnosas, color amarillo pálido y con sabor almizclado. Tiene gran poder aromático y elevado contenido en azúcar. El vino hecho con Moscatel de Alejandría, tiende a ser dulce con un sabor a tierra.

Las uvas son vendimiadas en el momento de madurez adecuado para la elaboración de este vino de moscatel seco. Son trasladadas desde las empinadas colinas hasta la bodega en cajas de no más de 20 kg y sometidas a un proceso de enfriamiento, después son fermentadas en depósitos de acero inoxidable donde reposan un breve tiempo con sus lías y ya trasegado el vino se conserva en frío hasta su posterior clarificación, filtración y embotellado.

La Bodega fundada en el año 1996, pequeña pero bien equipada desde el punto de vista técnico, está situada dentro de la localidad de Jete, aunque los viñedos han de ir a buscarse a mayor altitud en la Sierra de Cázulas, en dos pagos separados (Guindalera y Castillejos) que se extienden desde los 700 hasta 1.000 metros de altitud. Especialmente en el pago de la Guindalera que con su suelo arcilloso-calcáreo con esquistos que hacen de este suelo un suelo muy adecuado para el cultivo de la vid en estas latitudes. Se trata de una bodega de garaje (entendida como bodega pequeña pero tecnológicamente bien equipada). Cuenta con la colaboración de Antonio López de la Casa como enólogo, pero su propietario Horacio Calvente asume una implicación directa en todo el proceso de elaboración, comenzando por la viña, cuyos trabajos realiza personalmente. Sus 8,5 ha de viñedos incluyen 4 ha moscatel, 1,5 ha tempranillo, 1,5 ha Cabernet Sauvignon, 1 ha Syrah, 0,5 ha Merlot. Las cepas tienen en torno a los 40 años en el caso de la Moscatel y sobre 15 años en los de la Cabernet Sauvignon y Merlot, habiéndose plantado más recientemente Tempranillo y Syrah. Se embotellan unas 70.000 por años.

Fase Cromática Color amarillo pajizo con reflejos verdosos. Limpio y brillante.
Tempranillo Crianza. Viñedos de Calvente en el Pago de Castillejos (800-1000 m)

Fase Aromática Muy intenso con mucha fruta fresca, destacando la fruta blanca, y muchos aromas florales. Elegante fondo mineral con algún sutil toque cítrico.

Fase Gustativa Vino blanco muy expresivo, de marcado carácter varietal y donde destaca su carácter seco. Muy fresco, rico y sabroso. Vuelve la nariz muy expresiva y equilibrada. Buen final, con persistencia y con un ligero fondo mineral.

Grado de alcohol: 12.5°
Servir 8°C
Maridaje Aperitivo, Pastas con salsa de pescado, Arroces caldosos, Patés, Marisco a la plancha, Pescado blanco

sábado, 24 de marzo de 2012

UN CHAMPAGNE CON 300 AÑOS DE HISTORIA


Cuando se degusta el último deseo de Gosset se entiende y se olvida la historia de la bodega, pionera en la Champaña desde 1584: se entiende que mantenga la botella desde hace cerca de trescientos años, que todo sea tradición y que todo sea respeto por su historia, mientras que todo se olvida al ver que la tradición es la esencia del vino, que su historia es un sobre cerrado con lacre de corcho.

Desde nueve pueblos peregrinan las chardonnay camino de Aÿ, allí serán vino, para luego volver a serlo y descansar al menos cuatro años con las últimas lías que lo germinaron.

Tras el letargo, el Grand Blanc de Blancs necesita un tiempo para aclimatarse, mimo y cariño para expresarse con libertad y así gesticular sin aspavientos, con movimientos de mantequillas y migas de pan cubiertas de corteza aún caliente, todo un mundo de bollerías que no resultan cansinas ni abrumadoras, que, hilvanadas con naranjas caramelizadas, minerales cristalizados y puntas especiadas, ensalzan el singular estilo de estos vinos. 

Más aún cuando al tomarlos las burbujas apenas son un cosquilleo en el lecho de la lengua, donde saltan y brincan sin llegar al techo del paladar. Con un paso lateral de poco peso en boca, pero con estructura; seco, pero sin secar, y con una agradecida ausencia de amargor: todo para formar un equilibrio, una finura y una singularidad que son apenas una parte del sello estampado, son la expresión de la chardonnay criada en el seno de Gosset. 

MAX BAO

jueves, 22 de marzo de 2012

BAJOZ TEMPRANILLO 2010 de TORO


El “Bajoz” Tempranillo 2010 es un vino tinto joven elaborado por la bodega Pagos del Rey con D.O. Toro. Inicialmente, la bodega se llamó Nuestra Señora de las Viñas, nombre que se cambió por otro más comercial, Viña Bajoz, en homenaje al río que pasa algunos de sus viñedos, en el municipio de Morales de Toro. El despegue principal en la comercialización de esta bodega se desarrolló en los noventa gracias al empuje de marcas como Bajoz y sus vinos de alta expresión Gran Bajoz y Finca La Meda, elaborados exclusivamente con viñas viejas de Tinta de Toro. En septiembre de 2008, Félix Solís Avantis se hace cargo de la bodega para ampliar el número de denominaciones de origen en las que está presente en el norte de España con el sello de calidad de Pagos del Rey y que en la actualidad ya son cuatro (Ribera del Duero, Rueda, Rioja y Toro).
El vino se obtiene a partir de uva seleccionada de la variedad autóctona Tinta de Toro con escasa producción por cepa, debido a su antigüedad de 20 a 40 años. En el proceso de vinificación, durante la fermentación alcohólica se utiliza la técnica de la micro-oxigenación para lograr que el vino presente mayor frutosidad y su alta tanicidad se transforme dando taninos suaves, dulces y pulidos. En esta transformación también interviene la fermentación maloláctica.

En cuanto a las características organolépticas:

FASE VISUAL: Al introducir el vino en la copa lo primero que resulta llamativo es un color cereza intenso con ribetes violetas. 
FASE AROMATICA:
Seguidamente, al aproximarse a la copa se puede apreciar un aroma intenso y afrutado con delicadas notas de regaliza y fruta madura. Por otra parte, en boca es carnoso, bien estructurado y equilibrado y con taninos dulces. 
FASE GUSTATIVA:
En el paso de boca es un vino largo, de corte moderno, elegante y vivo y con personalidad. Destaca su carácter frutal y amable para el paladar.

Se recomienda servir ligeramente frío, a una temperatura de 14 a 16º C. Su graduación alcohólica: 13,5% Vol.

La viticultura me parece un mundo fascinante que descubrí tras cursar una asignatura de vinos y bebidas alcohólicas. Antes de cursar dicha asignatura no tomaba vino porque no me gustaba. Mientras cursaba dicha asignatura nos reunimos un grupo de amigos y una de mis amigas, que también se estaba iniciando en el mundo del vino, trajo a la cena éste vino y yo por curiosidad lo probé. Me sorprendió que me resultara tan agradable, sobre todo, al acompañarlo con la pizza que cenamos. Pero, es un vino muy versátil que, además de con pizza, armoniza también con carnes rojas, carnes blancas, embutidos y pasta. Como me gusto, le pregunté donde lo había comprado y si era muy caro, para mi sorpresa resulto tener un magnifica relación calidad-precio (4,35€ O LO QUE EQUIVALES A 50 bs.- ). Desde que me inicie en el mundo del vino he ido probando distintos tipos de vinos, tintos, rosados y blancos y he elaborado una lista con todos los vinos que me han gustado. El Bajoz Tempranillo 2010 ocupa una posición de dicha lista.
Neus Mollá Calabuig

viernes, 9 de marzo de 2012

PROTOS Roble Joven


Protos, griego “primero”, en 1927, consiguieron crear la bodega primera de la Ribera. Lograron alcanzar éxito a nivel internacional sobre todo tras la exposición universal de Barcelona en 1929, que le otorgó medalla de oro a sus vinos tintos.
Es tal su marca de calidad y prestigio que en los años 80 una franja vinícola de reconocida consideración adopta su nombre, Ribera de Duero, para identificar al Consejo Regulador de Denominación de Origen que velará por la calidad de los vinos de la zona.
Este vino obtenido con uva seleccionada 100 % Tinta del País, está 6 meses de crianza en barrica de roble americano y otros 6 en botella hasta salir al mercado.

Análisis cromático: 
Color cereza oscuro, con borde violáceo vivo, cubierto.

Fase aromática: 
Muy expresivo potente complejo, con fruta fresca especias dulces y notas de bayas rojas.

Fase gustativa: 
Suave y franco, con buena fruta, largo y elegante.

Propuesta de maridaje:
• Carnes: lechazo al horno, chuletillas de cordero fritas, cordero asado, lengua de ternera en salsa, mollejas, rabo de toro...
• Caza: codornices salteadas o en salsa, conejo al ajillo, faisán asado, liebre con patatas y arroz, lomo de ciervo, perdiz estofada.
• Cereales y pastas: arroz con perdiz, pollo o conejo, espaguetis a la boloñesa, lasaña de carne, macarrones con chorizo, tallarines boloñesa.
• Fiambres: jamón serrano, cabeza de jabalí, chistorra, chorizo, foie gras, fuet, lacón, morcilla, morcón.
• Huevos: en cualquiera de sus variedades o en tortilla.
• Legumbres: alubias blancas con chorizo, fabada asturiana, judías pintas y todo tipo de potajes.
• Pescados: atún con tomate, bacalao, bonito con tomate o encebollado, marmitako.
• Quesos: marida muy bien con cualquier queso semicurado.
• Sopas: sopa de garbanzos, sopa de ajo, sopa castellana, cocido madrileño y cocido montañés.
• Verduras y hortalizas: calabacines calabaza, champiñón en salsa o la plancha, judías verdes con jamón, menestra de verduras y patatas con bacalao.


No puedo explicar cómo conocí este vino ya que no puedo acordarme, porque tengo el recuerdo de que estuviese presente en todas las comidas importantes en mi familia. Y ahora también en aquellas menos importantes (siempre que no sea laboral), ya que tanto mis hermanos, como yo tenemos edad para degustarlo.
Lo que empezó por “ponme un poco que lo pruebe”, ha terminado por desplazar otras bebidas de nuestras copas. Recuerdo que tuve la misma sensación que ocurre con otro tipo de bebidas como café o cerveza, que al principio rechazamos pero luego resultan agradables al paladar. De hecho siempre hay alguna botella de este vino por casa y mientras estamos comiendo, alguien dice “esta carne estaría mucho mejor con un poco de vino”. Y es que, ¿quién podría resistirse?


Anna María Ferrer Aracil

martes, 6 de marzo de 2012

Les Alcusses 2007


Este “vi negre de raïm ben madur”,tal como indica en la etiqueta frontal, ha sido un gran descubrimiento de excelente calidadproveniente de la D.O. Valencia. Esel segundo vino de Celler del Rourelocalizado cerca del antiguo poblado íbero de Les Alcusses (de ahí el nombre) en la localidad de Moixent. Elaborado con las variedades de Monastrell, Syrah, Cabernet Sauvignon y Tempranillo que aportan suavidad y equilibrio.
Se trata de un vino joven excelente, perfecto para completar las típicas comidas familiares de los domingos
en la terracita. Acompaña muy bien arroces secos. Es un vino que entra muy bien y es ahí donde radica gran
parte de su éxito al ser aceptado por gran variedad de paladares.

FASE VISUAL:
Con un color guinda picota prácticamente opaco. 

FASE AROMÁTICA:
Aromas de fruta madura con ligeras notas de su crianza en madera,
carbón vegetal y café con leche. 

FASE GUSTATIVA 
En boca es equilibrado, sabroso, frutal y fino.

Es recomienda abrirlo un rato antes de servirlo para, de esta forma, poderlo disfrutar con todo su esplendor.

José Polop

jueves, 1 de marzo de 2012

UN ROSADO MUY ESPECIAL


Bodegas Murviedro es una empresa que combina tradición con tecnología puntera produciendo vinos de calidad procedentes de las Denominaciones de Origen Valencia, Utiel-Requena, Alicante, Jumilla, Rueda, Vinos de la Tierra de Castilla y Cava.
Este vino es resultado de aplicar experiencia para obtener un vino de gran expresividad, carácter y sabor mediterráneo a partir de variedades de uva clásicas de los mejores viñedos valencianos.
La Denominación de Origen Protegida Valencia se sitúa cerca de la costa mediterránea en Este del país a una altitud que oscila entre los 250 y los 1.000 metros. El clima es cálido y la influencia del mar Mediterráneo muy dominante. Desde hace siglos se cultivan cepas en los suelos calizo-arcillosos, que en combinación con la constante presencia del sol intenso, dan origen a vinos afrutados con muy buena estructura y taninos moderados.
Estrella Frizzante se obtiene a partir de la vinificación por separado de las dos variedades 45% Bobal, 40% Tempranillo. Se elabora el cupaje de dichas variedades y se añade mosto fresco de Moscatel. Se refermenta en depósito isobárico realizando la técnica Charmat-corto, bajo control de temperatura de 16ºC hasta alcanzar un máximo de 2,5 bares. Se filtra con sistema tangencial isobárico y se embotella con un resto de azúcar residual natural del propio mosto fresco de Moscatel. Tiene una graduación alcohólica 8% Vol. y está disponible en 75 cl.
Sugerencias de Servicio Ideal para tomar como aperitivo e incluso para acompañar todo tipo de pescados, mariscos y paellas. Sírvase siempre muy frío, a unos 4ºC.

ANÁLISIS CROMÁTICO: Color cereza intenso con reflejos violáceos y finas burbujas.

FASE AROMÁTICA: Muy afrutado, intenso, fresco, recuerda a notas de frutas frescas maduras.

FASE GUSTATIVA:Refrescante, sabroso y joven. En boca aparece el gas como si fuera crema, recordando los aromas de frutas maduras combinados con un sabor ligeramente dulce, pero fresco.

Ha obtenido varios premios en 2011:
 MEDALLA DE ORO, Challenge International du Vin 2011, Francia
 Medalla de Plata, Concurso Mundial de Bruselas 2011
 Medalla de Plata, Mundus Vini 2011, Alemania

Durante el primer cuatrimestre de este año he cursado la asignatura “Vinos y bebidas alcohólicas”, y el primer día de clase la profesora sugirió que probáramos distintos vinos y entre ellos destacó Estrella Frizzante Rosado.
Personalmente me despertó cierta inquietud, ya que se nos planteó este vino de forma especial y diferente, no solo es un vino, es una idea, una transición. La gente joven no puede pasar de la Cocacola a apreciar un buen vino, y de ahí la combinación de un vino dulce a la vez que ácido y con gas.
Pasaron los meses y la profesora insistía en preguntar si lo habíamos probado, siempre era el no por respuesta, no porque nos faltara interés sino porque no lo encontrábamos. A medida que pasaba el tiempo mi curiosidad crecía, pero de vino ni una gota, hasta que por fin el último día de clase hicimos una cata y conseguimos probarlo. A veces me pasa que cuando hablan demasiado bien de una cosa, luego me llevo una decepción, pero en esta ocasión todas mis expectativas fueron superadas. ¡Buenísimo!
Desde entonces he conseguido comprarlo y darlo a conocer a gente muy diversa, siempre ha sido un éxito, pues de una gran idea, nace un gran vino que cubre infinitos momentos.

BELÉN IRANZO NAVARRO-OLIVARES

lunes, 27 de febrero de 2012

VENTA DEL PUERTO N° 18


Es uno de los vinos más personales y singulares que se elaboran en la bodega de la cooperativa “La Viña”, en La Font de la Figuera, creada en 1.944 cuando un grupo de 38 emprendedores se asociaron bajo la forma jurídica de cooperativa reuniendo una superficie de cultivo de 47 ha con una producción de 250.000 kg de uva. Esta decisión fue sumamente acertada, ya que a lo largo de las generaciones la actividad vitivinícola ha ganado importancia y la Bodega ha ido creciendo en número de socios y producción.

Este vino recibe el nombre de Venta del Puerto porque es el nombre de una de las fincas más importantes de sus viñedos y está elaborado a partir de uvas procedentes de las mejores parcelas, más antiguas y de menor producción que año tras año son cuidadas de manera especial para poder elaborarlo.

Tiene un coupage elaborado a partir de las variedades Cabernet Saubignon, Tempranillo, Merlot y Syrah. Se consigue darle estructura y elegancia con el Cabernet, equilibrio con el Tempranillo y con la Merlot y Syrah lo que se consigue es darle un toque de expresividad y aumentar su complejidad.

Este vino se elabora en un proceso minuciosamente cuidado en bodega experimental; con remontados intensos, largas maceraciones y una vez ha realizado la fermentación maloláctica pasa un periodo mínimo de 18 meses en barrica de roble francés nuevo. Este roble francés se encarga de la transmisión lenta de los aromas y de taninos que se van a traducir en una complejidad aromática y gustativa importante.

Tiene unas notas muy características apreciables en cata:

FASE VISUAL: Es un vino que visualmente tiene una capa realmente alta, vestido de intenso y
aterciopelado color rojo picota oscuro.

FASE AROMATICA: En nariz es donde viene la explosión de complejidad y aromática. Un ramillete de
aromas que empieza desde la presencia de frutas rojas, fruta madura y de bosque, grosellas negras, en combinación bastante elegante con las notas típicas de la barrica francesa, como son el tabaco, el chocolate puro, notas minerales y especiadas que en su conjunto hacen que sea un vino de un perfil aromático muy
complejo.

FASE GUSTATIVA: En boca tenemos un vino muy estructurado, con mucho volumen, una acidez
perfectamente integrada y con unas notas minerales que en su conjunto hacen que sea un vino perfecto para acompañar cualquier tipo de comida en mesa o bien disfrutarlo solo en una copa grande, debido a que conforme se va agitando, debido a su complejidad, se van expresando los diferentes aromas, lo que es típico de este tipo de vinos.

En mi humilde existencia tuve la suerte de poder probar este vino el tiempo que estuve de prácticas en la empresa Anecoop S. Coop. Nunca me había hecho gracia el vino, pues solo tomaba como se dice entre familia “para dar color a la mesa” en ocasiones especiales, pero en el momento Venta del Puerto nº 18 llegó a mi paladar… nunca he vuelto a probar cosa igual, fue la primera vez que dije “¡Este vino está muy
bueno! ¿cómo han conseguido que me guste?” desde entonces mi curiosidad por el mundo de los vinos ha ido en aumento.  No quiero decir con estas palabras que sea ningún lumbrera en la materia, pero si en cualquier lugar por donde me pueda dejar caer surge la ocasión de probar un vino… ¿por qué no? Eso sí… sin queso por favor.
Josep Puig Almerich

miércoles, 15 de febrero de 2012

CHOZAS de CARRASCAL Cabernet Franc


De las cepas menos productivas de la finca Chozas Carrascal se elabora este vino monovarietal:
EL CABERNET FAMILIAR DE CHOZAS CARRASCAL La filosofía de Chozas Carrascal ha sido apostar por la protección del medio ambiente e intentar elaborar vinos de calidad. A partir del año 2010 todos los vinos pasan a tener el sello de ecológicos.
Varietal:  Cabernet Franc 100%.
-Vendimia manual en el que se selecciona grano a grano la uva.

Se vinifica en un depósito de hormigón de 100 HL con una maceración de entre 2 y 3 semanas dependiendo de la añada. A lo largo de este periodo se realiza dos turbopigeage diarios; a uno y dos tercios de la fermentación se realiza un deléstage.
El vino flor hace la maloláctica en barricas de roble francés de primer uso para tintos. Estas barricas han sido antes utilizadas para la fermentación y crianza sobre lías de vino blanco. Durante los primeros meses de crianza se hace batônnage semanalmente.
Este vino permanece en barrica de 220 litros durante 5-7 meses dependiendo de la añada.
 Crianza: 9 meses en barricas nuevas de roble francés.

Fase cromática:
Rojo-violáceo con alta capa. Limpio y brillante.
Fase aromática.
Aroma elegante y directo.
Explosión de frutas negras sobre un fondo mineral.
Fase gustativa.  
Expresivo con cuerpo y carácter, que le confiere el terroir y la variedad. Envolvente, mineral y balsámico.

Recomendaciones.
Temperatura de servicio: 14-16º.
Spiegelau Authentics 01.

MARIDAJE
Este monovarietal acompaña perfectamente platos muy estructurados de sabores y ricos en aromas en los que entra a formar parte la cocina más tradicional. Por su tanino potente, pero a la vez redondo y maduro, armoniza con las carnes más rojas que contienen más proteínas.
El carácter afrutado y los leves trazos de barrica que presenta hacen realzar los sabores más complejos de platos como los que se citan a continuación: menestra de verduras; pasta a la jardinera; arroz a banda; arroz con costra; arroz caldoso de bogavante; All i Pebre de anguilas; Suquet de Peix; morteruelo de Cuenca; merluza en salsa verde; merluza a la vasca; merluza a la romana; bacalao al pil pil /a la vizcaína; cocochas de bacalao al pil pil; cocochas de merluza en salsa verde; almejas a la marinera; gambas al ajillo; lasaña de espinacas; quesos semicurados de oveja y cabra; bacalao al ajoarriero; Carpaccio de pescado fresco o marisco; centolla; angulas en ensalada; Marmitaki; mejillones; pato asado; pescados a la sal; rape; rodaballo; salmón; platos con trufa.

el capitulo XIII del Quijote podemos encontrar el siguiente fragmento:
“Diéronles a los dos a probar del vino de una cuba, pidiéndoles su parecer del estado, cualidad, bondad o malicia del vino...” (Cervantes, 2000).
Siendo manchego como soy, no me sucede como a Sancho Panza en una parte del capitulo XIII que alardea de su gusto y conocimiento del vino. Mi entendimiento del vino se basa en las frases que puedo decir de él: “está bueno” o “parece que está picado” o también “es muy astringente” incluso puedo llegar a decir “parece que está aguado”. No me suelo fijar ni en el color ni en los aromas, simplemente lleno la copa y bebo. Pero aunque mi conocimiento sobre los vinos es muy precario me gusta probar diferentes vinos.
Este vino lo conocí en una reunión-cena de amigos y la sensación que me produjo al probarlo fue muy favorable, dije: “está bueno”. Estos amigos que son bastante más entendidos en la materia que yo, recuerdo que comentaron que era un vino sensacional de aspecto transparente, de aroma penetrante y con consistencia.
Del Cabernet f se puede decir que es un vino que no deja indiferente a quien lo prueba.
“Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado, ni guarda secreto ni cumple palabra” (Cervantes, 2000).
La Bodega de Chozas Carrascal pertenece a la familia López-Peidro y se encuentra en el término municipal de San Antonio de Requena (Valencia). Las coordenadas cartográficas son: 39°31'45.16"N de latitud; 1° 7'26.68"O de longitud.
El pago está formado por 40 hectáreas de terreno cultivado, en su mayoría por viñedo, situado en lo alto de un pequeño montículo a unos 700 metros de altitud sobre el nivel del Mar Mediterráneo.
Aunque se encuentra tan próximo del mar (60 Km), el clima característico de la zona no es mediterráneo sino que es claramente continental, es decir de fríos inviernos y veranos secos y cálidos. Además posee un suelo calcáreo que lo hace ideal para la viticultura ya que ofrece poca resistencia a la penetración de las raíces de las viñas, refleja la luz solar y almacena su calor para el período nocturno.
Los viñedos de Chozas Carrascal.
En Chozas Carrascal se han introducido variedades mejorantes. Alguna de ellas, como la Syrah o la Sauvignon blanc, han sido aprobadas posteriormente por la D.O. Utiel- Requena.
La fina cuenta con 11 variedades de uva. Cada una no ocupa más de tres hectáreas. La producción de uva por cada cepa no supera los dos kilos y realizan la vendimia de madrugada cuando la uva está más fría.
En Chozas Carrascal se han decantado por la cultura mediterránea del “coupage”. Una mezcla justa de diferentes variedades, donde cada una aporta lo mejor de sí misma cada año.
La bodega.
La bodega Chozas Carrascal afirma haberse dotado de la mejor tecnología y del mejor equipo humano posible. Posee una capacidad para 300.000 litros gracias a sus 11 depósitos de hormigón y 14 de acero inoxidable. El comportamiento en la vinificación de ambos tipos de depósitos está siendo objeto de estudio en la Universidad Politécnica de Valencia por Francesc Girón (enólogo) y María José Peidro (farmacéutica y propietaria). FRANCISCO JAVIER SANZ MORA



sábado, 11 de febrero de 2012

DO UMIA 2007 UN VINAZO por Max Bao




De la misma manera que muchos consumidores identifican el albariño con la DO Rías Baixas, sin reparar en que no es la única zona en la que se cultiva, también muchos olvidan que en las tierras gallegas se producen otras uvas, tanto blancas, como la loureiro, como de tonos picota. La tinta mencía, que debe su fama al maravilloso comportamiento que tiene en la leonesa DO Bierzo, mayoritaria en el coupage de este tinto de Pedralonga, le confiere un carácter mineral en el perfil olfativo y marca su sello en el paso por boca con buena estructura y un toque de tanicidad que aporta complejidad en forma de seriedad al vino.



El 30% restante está conformado por caíño y espadiero, adornos que embellecen con piñas maduras, flores violetas, pétalos de rosas de tallo largo, fresitas, arándanos y moras, todas ellas silvestres, todas frescas, atractivas, deliciosas; al fondo, cueros, barnices, sutiles chocolates y apuntes de coco y vainilla.

Do Umia no permite un solo sorbo: incita, invita a volver a degustarlo por su frescura y la diversidad de sensaciones que se perciben, un conjunto en el que se agradecen sus apenas 12 grados alcohólicos, de los más discretos que existen en España, y que lidera el testimonial uno por ciento de vinos tintos gallegos, como un referente para quien busque la diversión y la diversificación a la hora de conocer las singularidades del infinito mundo del vino.
MAX BAO